AMIGOS

Páginas

viernes, 23 de mayo de 2014

EXTRAVAGANTES PLAYAS (21 de 52) - Sindel -



                                                                                                                   


.





El verdadero misterio
del mundo es lo visible,
no lo invisible
.







500 millas de playa
…guijarros, algas mojadas y
secas, piedras, conchas…
restos de SERES incívicos.


Se quemarán las plantas de mis pies,
en esa arena caliente
por la noche sentirán el frío.

Inevitable mirar al cielo
la vía láctea me acompañará
y seguiré :
sin descifrar, sin comprender…
la belleza perdida.

Sumida en la tempestad
mi alma que no halla,
no encuentra por más que busca
la satisfacción,
que no reconoce
en esa playa el sosiego
ese , que sentía
en mi niñez.


Esas playas de arenas rubias
 y arenas negras…
Sin prohibidos, sin hamacas , sin duchas,
por no existir no había sombrillas.

Alli acudía a jugar
el juego consistía en hacer
una pequeña montañita de arena
y aquel clavo larguísimo
quedara centrado y recto.
No había ganador ni perdedor,
sólo JUGAR.
Había vida completa
en esa niña que vivía despreocupada
en un entorno seguro.





Hasta ese fatídico día 
en que volvemos toda mi familia
embarcando en “un transalántico equivocado”
de nombre Ernesto Anastasio.

Se suponía que iba a ser
el mismo que en su día nos llevo
y resulto ser un barco que realizaba
su último viaje para ir después al desguace.

Tres días y cuatro noches
duro la tormenta que nos fue alejando
de  mi bendita niñez.

No he vuelto a sentirme
con aquella calma,

 
En casa había 12 baúles enormes.
Ellos erán la única señal que delataba
la posibilidad de un cambio
un lugar inesperado, otro paraíso
creía yo…

Desparecieron los doce.
De igual manera, se fueron con ellos
el bienestar y la compañía
hallando la crueldad, la soledad,
todo fue muriendo.

Han pasado muchos , muchos años
ahora sueño con otra playa…


Mi playa…
Ummn tu espalda,
¿Las olas?
Tus besos¡¡
que me bañan
y calman mi sed
una y otra vez.

Tus lunares
esas nubes rojizas,
ese firmamento de noche .

En las dunas
apoyo mi cabeza
descanso en esa arena caliente.

El ritmo de nuestros corazones
el mismo que el del mar.

Hago inmersión
y después de un trecho
localizo una cueva con corales
y más bellezas,
diviso recónditos
sitios por visitar,
lugares que me esperan
y deseo llegar.

Asciendo  a la inmensidad.

A través de la playa
llego más y más lejos
sin embarcación,
¡no la necesito¡
Es ese lugar
donde voy
con tan sólo tres cosas:
Alma, cuerpo y mente.

Muchas veces estoy en esa
 playa soñada.

Me rozo, me introduzco
en total y absoluta confianza.
Juego, me refugio, gozo
y paso largos ratos
dentro de su horizonte…

La afinidad me deleita.
Mi playa me espera,
yo la espero a ella.








Ninna Nanna Pink Martini













PromotorSindel










Autora
tRamos

59 comentarios:

  1. Uy la soledad nos mata y el amor no revive y nos hace soñar con las playas ideales. Te mando un beso y adore tu entrada simplemente me encanto

    ResponderEliminar
  2. TODO UN OPUESTO NOS BRINDA LA ALEGRÍA DEL AMOR.
    BESOS

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las playas, sueño de muchos lugares, pero entonces yo soy un soñador. Gracias por compartir este maravilloso poema
    A la luz de amor

    ResponderEliminar
  4. Es difícil poder decir algo frente a estas playas tan desiguales. Solo que los recuerdos quedaran siempre a las orillas de la arena y es ese corazón que logra ver la playa de su niñez con nuevos sueños.
    Cariños….

    ResponderEliminar
  5. Mucha añoranza de aquella infancia feliz al vaivén de los juegos sin sorpresas acuciantes...pero siempre permanece a la espera algún naufragio, esa lección de vida dolorosa que nos hace ir en busca de nuevos oleajes perpetuando la nostalgia...
    Precioso conjunto.
    Hasta la próxima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. La primera parte me parece reconocible y verdadera. La segunda también. Me gusta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no puedo acceder a tu blog, por favor me dejas tu enlace???

      gracias

      tRamos

      Eliminar
  7. Aquella lejana playa de imborrables momentos felices de la niñez, siempre estarán en el recuerdo. Con el tiempo, otras playas aparecen que, en su momento oportuno, son ideales para disfrutar de las olas, de nubes rojizas en el firmamento, de la arena caliente, de baños e inmersión, de nadar hasta llegar a un lugar apartado, tumbarse en la arena y dejar libre el alma el cuerpo y la mente.
    Te deseo felicidad amiga tRamos, en esa playa privilegiada que te espera, ella observando tu dicha será feliz por afinidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Mi querida Tramos.
    Lo vivido viaja con nosotros, los recuerdos se almacenan en el alma.
    Una feliz niñez, en la que aparece la tormenta de la vida cruel, pero retorna a tra playa de amor y Paz. Un lujo volverte a leer después de mi ausencia, publiqué el 21 pero no actualizó, poco a poco os voy visitando.
    Un abrazo grande.
    Ambar

    ResponderEliminar
  9. Esa sensación de pérdida la tenemos todos, nada es lo que era.

    ResponderEliminar
  10. Son tantas y tan hermosas tus playas, que un día, al borde del mar, cuando dejes de buscar, encontrarás la paz. Mientras tanto puedes solazarte con las conchas y las arenas de la infancia.
    un bsazo

    ResponderEliminar
  11. Que hermosos esos recuerdos y sueños de niña, de esas tus playas de esas cuevas con inmensos tesoros de corales e inmensas bellezas…Amo tu historia, soy una niña grande, y como te agradezco que la hayas compartido. Creo especialmente en la magia de las playas solitarias, del sol …y de la luna al anochecer, y teniendo tan maravillosas cosas a nuestro alrededor, no lo sabemos apreciar, estamos en un mundo demasiado materializado.
    Que hermosa la inocencia, y que pena su pérdida.
    Se feliz preciosa, al menos a intentarlo.

    Besos y un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Que belleza, te leí y es como imaginarme todo :D precioso TRamos.... un beso y que tengas un lindo fin de semana y con sol :)

    ResponderEliminar
  13. Cada playa es tan distinta... cada una a su manera.... y ésa sensación de que nada será igual... creo que es generalizada...
    Un beso Tramos¡

    ResponderEliminar
  14. Recuerdos de niñez, de mar, de arena y sol. Después playas vienen y van, unas espectaculares, llenas de amor, de pasión, como también otras de vendavales y tormentas. Precioso lienzo de sentimientos poéticos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Me gustó muchisimo leerte,gracias,por ser por estar,abrazo

    ResponderEliminar
  16. Las playas son muy vulnerables en los relojes de arena... y las olas no cesan de ir y venir cargadas de recuerdos.


    Bss

    ResponderEliminar
  17. Playas diferentes, opuestas, una llena de decepción y soledades, la otra un paraíso donde acurrucar las esperas.
    Dos aportes impecables, que hacen ver la diversidad de las cosas segun la vista o la experiencia con que se han vivido.
    Muchas gracias por estar, un beso.

    ResponderEliminar
  18. Evidentemente guardas muchos recuerdos emparentados con la playa.Algunos buyenos , otros no. Esa es la vida ...Precioso tu poema, corazón.
    Te dejo muchos besos de luz.
    ¡FELIZ FINDE !!

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. José hay uno tuyo en la entrada anterior, la de la mariposa¡¡¡
      de todas maneras tengo obras en casa y mi internet esta pasando por carros carretas y carretones¡¡¡¡, a mi ya no me extraña nadaaaaa.

      Besos muy fuertes¡¡¡

      Eliminar
  20. Sólo es importante el mundo físico, no el metafísico. Esto te lo digo porque esa es la filosofía de Lord Henry, que le decía a Dorian que con la belleza él era capaz de dominar el mundo.
    La primera frase es de Oscar Wilde...

    Que hermosos son esos recuerdos de niña, y esas playas con sus inmensos tesoros..
    Me ha encantado tu relato tRamos... Cada play es distincta, la que te espera sera maravillosa

    Un beso enorme tRamos

    Feliz dia de la madre, que hoy es vuestro dia en francia

    Isa

    ResponderEliminar
  21. Cada uno sentimos nuestra playa desde nuestro mundo interior, cada uno se abraza a ella, cada uno tenemos nuestra distinta playa, y nuestros recuerdos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Embelesada me he quedado, con tus letras, de la misma forma que me quedo en mi misma playa.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. La playa de nuestra niñez siempre es añorada y recordada con cariñoTramos, luego hay distintas playas en el recorrido de nuestra vida, pero te aseguro que la mejor está por llegar y será maravillosa.
    Me encanta leerte, voy a dar una vueltecita por tu rincón, con permiso amiga.... gracias

    Un besazo y ya hablamos...

    Laura

    ResponderEliminar
  24. Veo que tienes una hermosa playa donde pasarlo bien.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hermosa playa...hermoso sentimiento.

    Te devuelvo la visita. Precioso post.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Alegría por un lado e inmensa tristeza por otro, la soledad, la nostalgia y el pensar en que hubo instantes de felicidad plena, las que se dan en la niñez que con su inocencia piensa que nada ni nadie puede arrebatarnos esa sensación. Hermoso leerte, siempre lo es.

    Besitos y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  27. Hermosa poesía de añoranza, me ha gustado mucho Tramos, porque expresas vivencias que le dan belleza, mucha belleza a tu poesía lírica. Mi felicitación. Como siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  28. Tramos, gracias por tu visita, amiga...Me encanta ese recuerdo limpio y entrañable de tu niñez...Y esa tormenta, que te hizo dejar atrás tantas cosas queridas...Pero, la vida vuelve a darnos la oportunidad de acercarnos a otras playas, que nos curan y nos alientan...Precioso poema, que es todo un homenaje de esperanza y amor, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  29. La niñez quedò atràs, pero no los sueños. Es precioso recordar lo vivido como tù lo haces, la edad de la inocencia en el fondo de ti està.
    Tu entrada de hoy me ha embrujado y salpicado de brisas marinas con caracolas.
    Un abrazo Tramos :*)

    ResponderEliminar
  30. Una playa en el recuerdo y otra en el horizonte... una es la felicidad y otra la ilusión.
    Yo aún recuerdo la mía con sabor a petróleo (chapapote) en la garganta y todo pero con un bienestar que prometía reinar por mil años. Mirar atrás y sonreír no tiene precio, aunque sea para constatar que esos días nunca volverán. He leído sobre ese barco y la imaginación se ha puesto a trabajar...
    A la playa soñada me apunto sin ningún género de dudas, la mía la he visto hecha realidad, kilométrica, con agua fresca y aislada del mundo, infinita, como infinita es la mar e infinito es el cielo que me cubre, buceo y la visibilidad es perfecta, la biodiversidad inabarcable, solos yo, el abismo y el sonido de mi respiración. Creo que hablamos de la misma.
    Profunda y sentida entrada querida Bolboreta.
    Un beso.
    P.D. La música que sugieres es siempre exquisita. Hoy viajo hasta las puertas de Istanbul y rememoro sus calles con deleite.

    ResponderEliminar
  31. A veces el dolor, la desesperanza, la experiencia que nos impone sombras y oscuridades, nos lleva a crearnos paisajes de luz, de tibieza, de amor y esplendor donde regocijarnos.
    Una exposición de sentimientos que se oponen sin dejar de ser, un hilo conductor el uno del otro.
    Una visión diferente... me ha gustado!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  32. Hola Tramos,yo aún sigo en esa playa solo que ya, no la reconozco.

    Muchos besos y miles de gracias.

    ResponderEliminar
  33. Esa playa de la niñez es el recuerdo, es la inocencia de lo vivido.
    Sin pensarlo entregaríamos casi todo por volver a esas arenas infinitas y no tener que construirnos una playa ficticia donde sobrevivir, un trozo de arena muerta que llamamos playa para no tener que admitir que tambien parte nuestra murió en la tan añorada infancia.
    besotes Tramos.

    ResponderEliminar
  34. !Hola,tRamos!

    Estar un solo día en esa playa que nos muestra el camino de la alegría, nos hace sentirnos turbados por la suave caricia que calienta nuestro corazón.
    Hermosos poemas.Una música muy agradable.Muchos besos.

    ResponderEliminar
  35. Los recuerdos que vamos acumulando son tantos como las arenas de la playa y hacen de nuestra memoria nuestra playa particular.

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Cada granito de esa arena es un recuerdo de nuestra vida... La vida son recuerdos, nosotros somos recuerdos... pero que bonita es vivir en esa playa que tan dulcemente describes... perdida entre sus olas... entre su cuerpo... Disfruta mucho de ella... :)

    Muchos besinos guapa!!

    ResponderEliminar
  37. Tu hermoso post me recordo mi niñez, cuando ivamos de vacaciones con mis padres a la playa.. Como nos gustaba esos castillos de arena....
    Que bonito es lo que tenemos en nuestra memoria....
    Te deseo esa bonita playa dentro de muy poquito

    Un beso tRamos
    Kaky

    ResponderEliminar
  38. Qué te puedo decir de tus letras y ese recorrido en la memoria de nuestros mejores tiempos, que te puedo decir del mar, de sus playas, como cuando un amigo me dice:

    Nunca olvides somos animales de isla...

    Abrazos muchos, Tramos y una linda semana

    ResponderEliminar
  39. Muy bonito tu poema, siento no poder expresar lo que siento, sabes que soy francesa y el castellano no es lo que mejor escribo ni hablo...
    Recuerdos de nuestras primeras playas, todos tenemos, creo yo, son buenos y malos recuerdos, aunque yo prefiero quedarme con los buenos...
    Aprobecha de tu bella playa, los momentos vividos, los momentos de alegria y felicidad son inolvidables..

    Un beso tRamos

    Josy desde Paris jejeje

    ResponderEliminar
  40. Maravillosa playa que encontrarás pronto porque está dentro de ti. Un fuerte abrazo, tRamos.

    ResponderEliminar
  41. La primera parte cargada de nostalgia hacia esa infancia me ha emocionado, En la segunda veo una puerta abierta a la esperanza. Has logrado conmoverme por la atmósfera tan realista que has creado.
    Un beso TRamos

    ResponderEliminar
  42. Sensaciones contradictorias me han embargado leyendo tu impresionante entrega.
    Por una parte la duda de si es una metáfora, o no, la primera parte y por otra la alegría de ver cómo se remonta en la vida cuando nos ofrecen un cobijo. Es maravilloso el cambio de tono que da paso a la esperanza y al amor en toda su extensión.
    Muchos besos querida amiga.

    ResponderEliminar
  43. Dos playas que se anteponen, que muestran sentimientos, y de manera distinta muestra la calidad y el naufragio.
    Que bien lo has narrado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Es una gozada leerte amiga, un verdadero deleite.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  45. Cuánta vida en tus playas tRamos!
    Y qué deleite descalzarse y caminar por aquí... la playa que te espera eres tú.
    Tocada en el alma, besos mil

    ResponderEliminar
  46. Hola mi querida bolboreta:
    Playas para el recuerdo de tiempos vividos (buenos y malos)
    Playas que ya son presente preparando un futuro soñado, deseado y cada vez más conocido.
    Playas que empiezan y terminan en ti, y que a través de ti llegarán a los demás.
    Espero seguir estando ahí, sintiendo la calma que siempre me trae tu brisa....tu playa.
    Un beso enorme.

    P.D. la música más que maravillosa. Una gozada de post.

    ResponderEliminar
  47. GENTILES AMIGOS, MI OBRA EN CASA CONTINUA Y DESPUES VENDRA EL ORGANIZAR TODO, OS PUEDO CONFESAR QUE HAY VECES ME QUEDO DORMIDA EN EL TRABAJO ASI TAL CUAL SENTADA.
    MIS SENTIMIENTOS GRACIAS A VOSOTROS SIGUEN Y SIGUEN AUMENTANDO EN GRADOS DE SATISFACCION, VISITO COMO PUEDO Y EN ORDEN ALEATORIO, Y VECES EN LOS QUE NI OS PUEDO LEER HASTA PASADO UNOS DIAS DE VUESTRAS PUBLICACIONES.
    CIERTO ES QUE COMO ADICTA A LAS PALABRAS ESCRITAS NECESITO PUBLICAR AQUELLO QUE ESCRIBO EN BORRADORES CUANDO VOY O VENGO EN EL TRANSPORTE, O TOMO UN CAFE.
    MI SINCERA GRATITUD POR DEJAR VUESTRO TIEMPO EN ESTE HUMILDE BLOG.

    BESOS MUCHOS PARA TODOS

    tRamos

    ResponderEliminar
  48. Esa primera playa la tienes que olvidar si te traen malas recuerdos y solo pensar en esa playa que te espera, tu felicidad

    Un beso tRamos, eres grande
    Anita

    ResponderEliminar
  49. Me impresionan estas letras por su profundidad y por su belleza. Me han encantado.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  50. La playa llena de recuerdos de pieles y de arenas...

    Un beso, Tramos.

    Y ánimo con las obras!

    ResponderEliminar
  51. Se me escapó esta entrada, menos mal que ahora he llegado a tiempo de embelesarme con tu playa con los recuerdos que habitan. Un abrazo

    ResponderEliminar
  52. ESto es una prueba, que se destruirá en 5 minutos.
    Un beso bolbo

    ResponderEliminar
  53. Hay lugares especiales y recuerdos tan entrañables como dolorosos...pero qué sería de nosotros sin ellos. Hoy escuché no se dónde que no se debería volver a los lugares donde fuimos felices, yo discrepo, creo que lo que se siente al verlos, a pesar de no repetir experiencias, merece ser sentido.
    Un beso

    ResponderEliminar

Ayuda el aliento del comentario.